Las salidas alternativas

1. ¿QUÉ SON?

El Código Procesal Penal chileno permite, frente a un hecho punible, aplicar una sanción menos represiva que privilegie el fin del conflicto por sobre una sanción penal.

Son, por ende, soluciones al conflicto que evitan que el caso llegue a juicio oral siempre que se cumplan las condiciones establecidas para estos casos.

2. ¿CÚALES SON?

Son dos:

1.- La suspensión condicional del procedimiento: se realiza un acuerdo entre el fiscal y el imputado. El imputado deberá cumplir con ciertas condiciones, y si lo hace eventualmente podría extinguirse su responsabilidad penal.

Estas condiciones están establecidas en el código, son por ejemplo:

  • Fijar domicilio
  • Firma mensual o semanal

2.- Los acuerdos reparatorios: se realiza un acuerdo entre la víctima y el imputado. El imputado deberá indemnizar patrimonialmente a la víctima, o compensarla de cualquier otra forma que se acuerde, como podrían ser las disculpas públicas, y ésta decidirá no seguir adelante con el juicio, poniendo fin al proceso.