El “Autodespido” en Chile. Lo que debes saber

1. QUÉ ES

Es una institución jurídica que permite que el trabajador proceda a poner término a su relación laboral con el empleador, pero asegurando el pago de las indemnizaciones que por ley le corresponden. Eso sí, siempre y cuando el empleador haya incumplido con las obligaciones impuestas en el contrato de trabajo, que debe encontrarse vigente.

Vendría siendo una especie de “renuncia”, pero con derecho al pago de las indemnizaciones legales, por lo que no se pierden los años de servicio.

2. SITUACIONES QUE PERMITEN USARLO

  • Cuando el empleador mostró una conducta indebida de carácter grave y debidamente comprobada (acoso laboral, injurias, acoso sexual, entre otros)
  • Que haya realizado algún acto u omisión al funcionamiento del establecimiento, a la seguridad, salud o a la actividad de los trabajadores
  • El incumplimiento grave de las obligaciones del contrato

3. CÓMO SE HACE

  • Entrega de carta (primer paso): esta debe contener todas las causales invocadas y los hechos en que se fundan. En primer lugar se entrega personalmente al empleador o se envía a su domicilio. Y en segundo, se envía una copia a la Inspección del Trabajo respectiva. Todo en el plazo de tres días hábiles desde la separación del trabajador.
  • Demanda (segundo paso): dentro del plazo de sesenta días hábiles contados desde la terminación del contrato, deberá demandar a su empleador ante los tribunales, para exigir los pagos que correspondan.

4. SUS BENEFICIOS

Si el juez lo concede, el trabajador recibirá:

  • Indemnizaciones: sustitutiva por aviso previo + por años de servicios (50% si fue incumplimiento grave del contrato. Y 80% si fue por otra causal).
  • Otros montos, como las cotizaciones impagas.